Velas

VELAS

Sayago, que bien ganado tiene el apodo de «el pintor de marinas», ahora sorprende con sus creaciones en bronce. Si bien no se aparta del motivo central que lo llevó un día, hace ya más de tres décadas, a tomar los pinceles y plasmar en un lienzo lo que sus ojos contemplaban en un atardecer sobre la Mansa, demuestra una vez más que el mar sigue siendo su mayor fuente de inspiración. Expresa también que existen tantas maneras de interpretar y darle forma al mar, como infinitos son los sentimientos que despierta en quien lo contempla.

Para Sayago hacer escultura es «mucho más complejo que pintar», no solo por el tiempo que insume, sino porque se debe trabajar la obra en 360 grados. «Hay que lograr captar la atención de quien contempla la obra desde todos los ángulos», añade y sostiene «Mires de donde mires, verás distintas formas y colores», dice.

 
© 2012 Adolfo Sayago
Facebook
Twitter
YouTube
Pinterest
Instagram